Migración a la nube: tipos, estrategias y papel de la IA - incl. how-to

Jan Schäfer

Para trabajar de forma más flexible e innovadora, las empresas trasladan cada vez más aplicaciones, recursos y procesos a la nube. Cada vez está más claro que una combinación acertada de on-premise y multicloud proporciona la eficiencia y la seguridad que las empresas necesitan para competir.

Pero, ¿cómo funciona realmente el paso a la nube? En nuestra guía le mostramos en detalle qué debe tener en cuenta al migrar a la nube, cómo puede beneficiarse de ella y por qué la inteligencia artificial desempeña un papel crucial en la vinculación y utilización de los datos.

Resumen de los hechos más importantes

  • Los tipos de migración a la nube más habituales son la salida completa del centro de datos, la migración de nube a nube y la migración de cargas de trabajo a la nube.
  • Una migración a la nube satisfactoria suele constar de 5 pasos: evaluación, planificación, pruebas, migración y optimización.
  • Entre las ventajas decisivas de la migración a la nube se incluyen una mayor flexibilidad y una ampliación más sencilla.
  • Los retos de la migración a la nube incluyen la complejidad de la migración de datos y el cumplimiento de los requisitos de seguridad y conformidad.
  • Automatice y optimice los procesos importantes de gestión de datos con Konfuzio's AI Cloud. Consulte ahora a uno de nuestros expertos para descubrir cómo su organización puede beneficiarse de la inteligencia artificial avanzada de Konfuzio para la nube.

Migración a la nube - definición

La migración a la nube describe el proceso de traslado de datos, aplicaciones y recursos informáticos de la empresa desde centros de datos locales u otras infraestructuras físicas a plataformas en la nube. Dependiendo del tipo de migración, el proceso de migración a la nube comprende varias fases. Por regla general, éstas incluyen la evaluación de los sistemas existentes, la selección de servicios en nube adecuados, la migración de datos, la adaptación de las aplicaciones al entorno en nube y, por último, el funcionamiento continuo en la nube.

Las empresas están migrando a plataformas en nube para modernizar su infraestructura informática, aumentar la agilidad y mejorar el acceso a tecnologías avanzadas.

El traslado también suele aumentar el rendimiento de sus aplicaciones y su escalabilidad. Para beneficiarse de estas ventajas de la migración a la nube, las empresas deben planificar y ejecutar el proceso con cuidado.

Tipos de migración a la nube

Migración a la nube - 5 tipos

Existen distintos tipos de migraciones a la nube que varían en función de la organización. Elegir la estrategia de migración adecuada depende de las necesidades empresariales específicas de una organización, de la infraestructura existente y de los objetivos a largo plazo. He aquí 5 tipos comunes de migración a la nube:

Salida completa del centro de datos (Full Data Centre Exit)

Se refiere al traslado integral de todos los datos, aplicaciones y recursos informáticos de una empresa desde un centro de datos local a una plataforma en la nube. El objetivo es trasladar toda la infraestructura informática a la nube.

Migración de una nube a otra (migración de nube a nube)

A veces las empresas deciden cambiar de una plataforma en nube a otra. Puede deberse a la rentabilidad, a la mejora de los servicios o a la ampliación del acceso a la nube. inteligencia artificial tener lugar.

Migración de determinadas aplicaciones o conjuntos de datos a la nube

En este caso, las empresas trasladan aplicaciones o bases de datos seleccionadas de un entorno local a una infraestructura en nube. Esto les permite migrar gradualmente a los servicios en nube sin tener que trasladar toda su infraestructura. Las organizaciones suelen utilizarlo para Inteligencia empresarialCRM, conjuntos de datos o aplicaciones para aprendizaje automático antes.

Migración de determinadas cargas de trabajo (migración de cargas de trabajo a la nube)

En este caso, la migración se realiza en función de las cargas de trabajo o de tareas específicas. Las empresas trasladan a la nube determinadas cargas de trabajo, como entornos de desarrollo, sistemas de prueba o aplicaciones con requisitos estacionales, para utilizar los recursos de forma más eficiente.

Migración inversa a la nube

La migración inversa a la nube se refiere al proceso de trasladar aplicaciones o datos de la nube a infraestructuras locales. Esto suele hacerse por motivos de seguridad o por cambios en los requisitos de la empresa. En nuestro artículo no tratamos en detalle este tipo de migración.

Estrategias y métodos de migración a la nube

Las empresas pueden utilizar varias estrategias y métodos de migración a la nube para trasladarse con éxito a ella. En la siguiente tabla se resumen los más importantes: 

EstrategiaObjetivo y descripciónVentajasDesventajas¿Para quién?
Cambio de anfitrión: Levantar y desplazarCambios mínimos durante la migración, despliegue rápido de aplicaciones en la nubeRápida implantación con el mínimo esfuerzo, bajos riesgos durante la migraciónA menudo no utiliza todas las funciones y eficiencias nativas de la nube, optimización y adaptación limitadas a los servicios en la nube.Organizaciones con picos de uso predecibles, a menudo el primer paso de un proyecto de transformación digital más amplio.
Cambio de plataforma: elevar y optimizarActualización y optimización de las aplicaciones existentes para el nuevo entorno de nubeMayor rendimiento y eficiencia en la nube, utilización de funciones en la nube como la arquitectura de microservicios o los contenedores.Requiere más trabajo que levantar y desplazar, el cambio de plataforma requiere pruebas y validación cuidadosas.Organizaciones que desean utilizar todas las competencias básicas de la nube o buscan flexibilidad en la elección de su infraestructura.
Refactorización: cambiar y mejorarDiseño de aplicaciones en estilo cloud-native, a menudo a través de cambios de código sin cambiar el front-end.Mejor utilización de las funciones de la nube para mejorar el rendimiento, posibilidad de añadir nuevas funciones como la escalabilidad o el aprendizaje automático.Puede ser más complicado que el realojamiento, requiere cambios más extensos en el códigoEmpresas que necesitan nuevas funciones y escalabilidad en la nube o que buscan más flexibilidad y opciones de personalización.
RemodelaciónCambiar la funcionalidad del código de la aplicación para optimizar las propiedades nativas de la nube.Aprovechamiento de las ventajas de la nube, como la escalabilidad y la seguridad, y posibilidad de conversión en microservicios independientes.Requiere más tiempo y esfuerzo que la refactorización, mayor complejidad y posibles nuevos errores.Empresas que desean aprovechar al máximo las ventajas de la nube nativa, como la escalabilidad y la seguridad.
Crear nuevoReescritura completa de una aplicación para la nubeSelección de herramientas y funciones nativas de la nube desde el principio, posibilidad de replanificación y optimizaciónRequiere mucho tiempo, posibles errores o problemas de rendimiento, no es adecuado para todas las aplicacionesEmpresas que desean planificar desde cero y utilizar herramientas nativas de la nube desde el principio.
Compras repetidasPasar de aplicaciones locales a soluciones de software como servicio alojadas en la nubeCambio sencillo de recursos en comparación con la refactorización o conversión, utiliza servicios en nube establecidosPuede ser más caro, control limitado sobre el entorno de nubeOrganizaciones que prefieren la comodidad y simplicidad de las soluciones SaaS alojadas en la nube y pueden aceptar el coste.
Migración a la nube en 5 pasos con las mejores prácticas

Mejores prácticas de migración a la nube: cómo funciona en 5 pasos

Para migrar con éxito a la nube, las empresas pueden utilizar como guía estas buenas prácticas de migración a la nube:

Paso 1: Evaluar

La evaluación es el punto de partida de la migración a la nube. En primer lugar, defina los recursos y capacidades de las aplicaciones. Cree una lista de aplicaciones, identificando su frecuencia de uso y las partes interesadas clave. Determine qué aplicaciones son adecuadas para la nube. En este contexto, determine también los requisitos de seguridad y conformidad necesarios.

Paso 2: Planificación

Para que la migración a la nube tenga éxito, es crucial seleccionar una estrategia adecuada para cada aplicación. Esto sienta las bases para el posterior plan de migración. Desarrolle una infraestructura de nube a partir de áreas como la informática, la red, el almacenamiento y la seguridad. Identifique las funciones de las cargas de trabajo que desea migrar a la nube.

Paso 3: Pruebas

Antes de que comience la migración propiamente dicha, desarrollará una estrategia de pruebas exhaustiva. Con ella probará la migración de datos y su sincronización y validará los controles de seguridad. Documenta detalladamente cualquier cambio necesario que realices durante las pruebas.

Paso 4: Migrar

Realizar la migración a la nube según el plan predefinido para cada aplicación, carga de trabajo e instancia. Esto se hace por fases, y cada fase se valida en la nube. Aplicar las lecciones aprendidas de una fase a la siguiente.

Paso 5: Optimizar 

El proceso no termina tras la migración a la nube. Supervise todas las aplicaciones y procesos en la nube para garantizar una utilización eficiente y mejorar la experiencia del usuario. Vigile los costes de funcionamiento y reaccione ante cualquier cambio en los requisitos.

Ventajas de la migración a la nube

La migración a la nube ofrece una serie de ventajas que motivan a las empresas a trasladar su infraestructura informática de los centros de datos locales a la nube o de una nube a otra más potente y adecuada. Las principales ventajas de migrar aplicaciones son las siguientes:

Escalabilidad y flexibilidad

La nube permite a las empresas escalar sus recursos según sus necesidades. Esto significa que pueden adaptar con flexibilidad su potencia de cálculo, capacidad de almacenamiento y otros recursos para responder a las fluctuaciones de la demanda o las necesidades de la empresa.

Por ejemplo: Un minorista en línea utiliza considerablemente más capacidad de servidor en la nube durante un evento de ventas como el "Black Friday" para hacer frente a la avalancha de clientes prevista. Tras el evento, vuelve a reducir la capacidad para ahorrar costes.

Rentabilidad

Los servicios en la nube permiten un modelo de pago por uso en el que las empresas sólo pagan por los recursos que realmente utilizan. Esto elimina la necesidad de una costosa inversión inicial en hardware y permite elaborar presupuestos más precisos.

Por ejemplo: Una empresa que opera una aplicación temporal durante un periodo de tiempo limitado añade recursos adicionales en la nube durante este tiempo y los reduce de nuevo una vez finalizado el proyecto para evitar costes innecesarios.

Mayor rapidez de comercialización

La nube permite a las empresas disponer de recursos en el menor tiempo posible, sin tener que esperar a la compra y puesta en marcha de hardware físico. Esto acelera el desarrollo y lanzamiento al mercado de nuevos productos y servicios.

Por ejemplo: Una empresa de software utiliza recursos en la nube para crear rápidamente un entorno de desarrollo y pruebas que le permita probar nuevas funciones o aplicaciones antes de lanzarlas al mercado.

Mayor colaboración y accesibilidad

Los servicios en la nube permiten acceder a datos y aplicaciones desde cualquier lugar del mundo, lo que favorece la colaboración entre equipos distribuidos. Los empleados trabajan de forma más eficiente, independientemente de su ubicación.

Por ejemplo: Una empresa internacional con sucursales en todo el mundo utiliza la nube para proporcionar una plataforma compartida de colaboración. Los empleados acceden a los mismos datos y aplicaciones desde distintos lugares y trabajan juntos con eficacia.

Automatización y eficacia

Algunas plataformas en nube ofrecen amplias opciones de automatización, desde la provisión de recursos hasta el escalado y la gestión. Esto permite un uso más eficiente de los recursos informáticos y reduce la carga de trabajo manual.

Por ejemplo: Una empresa automatiza el aprovisionamiento y escalado de aplicaciones en la nube en función de umbrales de utilización predefinidos. Esto aumenta la eficiencia, ya que los recursos se ajustan automáticamente para satisfacer la demanda actual.

retos de la migración a la nube

Retos de la migración a la nube

Para beneficiarse de estas ventajas, las empresas se enfrentan inicialmente a una serie de retos de migración a la nube. Para superarlos, debe planificar a fondo una migración satisfactoria y colaborar estrechamente con todas las partes implicadas. Preste especial atención a los siguientes retos para evitar errores y fracasos:

Complejidad de la migración de datos

Transferir grandes cantidades de datos de servidores locales a la nube puede ser muy complejo, sobre todo si los datos están disponibles en formatos o estructuras diferentes.

Ejemplo práctico: Una empresa quiere migrar su amplia base de datos de clientes a la nube. Esta base de datos contiene nombres de clientes, datos de contacto, historiales de pedidos y preferencias específicas. El reto consiste en garantizar que todos los datos se transfieran a la nube de forma coherente y correcta, eliminando al mismo tiempo posibles incoherencias o duplicados.

Retos de seguridad y cumplimiento de la normativa

Garantizar la seguridad y el cumplimiento de la normativa durante la migración a la nube requiere una cuidadosa planificación y ejecución para garantizar que los datos confidenciales permanezcan protegidos y se cumplan los requisitos legales.

Ejemplo práctico: Una entidad financiera planea migrar los datos de las cuentas de sus clientes a la nube. Para ello, debe cumplir estrictas normas de seguridad que garanticen la protección de la información personal. Al mismo tiempo, debe tener en cuenta la normativa de protección de datos del sector y, posiblemente, la normativa específica de cada país para evitar consecuencias legales.

Dependencias e integración de aplicaciones

Muchas empresas gestionan entornos informáticos complejos con aplicaciones estrechamente interconectadas. Por tanto, la migración de una aplicación a la nube puede repercutir en otras aplicaciones que dependen de ella.

Ejemplo práctico: Una empresa manufacturera migra su sistema de planificación de recursos empresariales (ERP) a la nube. Sin embargo, este sistema ERP está muy integrado y depende de varias aplicaciones internas, desde la cadena de suministro hasta la contabilidad. El reto consiste en garantizar que no se produzcan interrupciones en los procesos integrados durante la migración.

Gestión de costes y escalabilidad

El coste de los recursos en nube puede ser difícil de predecir. Por tanto, una planificación imprecisa puede dar lugar a gastos innecesarios. Del mismo modo, escalar los recursos para aumentar o disminuir el rendimiento según las necesidades es todo un reto.

Ejemplo práctico: Una empresa de comercio electrónico migra su sitio web a la nube para hacer frente a los picos estacionales de las compras en línea. El reto consiste en gestionar el coste de los recursos adicionales durante los periodos punta y garantizar que el sitio web siga siendo escalable en caso de aumento repentino del tráfico.

Escasez de cualificaciones y necesidades de formación

La aplicación con éxito de una estrategia de migración a la computación en nube requiere conocimientos especializados y competencias en el manejo de plataformas en nube. La falta de especialistas cualificados provoca retrasos e incertidumbre.

Ejemplo práctico: Una empresa mediana planea migrar su infraestructura informática a la nube. Sin embargo, el departamento de TI existente no tiene suficiente experiencia en el área de la nube. El reto consiste en formar al equipo o contratar a expertos externos para garantizar una migración sin problemas.

Konfuzio como clave de la eficiencia en la nube 

La migración a la nube aporta muchas ventajas, como flexibilidad y escalabilidad, pero las empresas con grandes conjuntos de datos en particular se enfrentan al reto de organizar la complejidad de la migración y el análisis de datos de la forma más eficiente y sin errores posible. Para ayudar a las empresas en este empeño, Konfuzio cuenta con una potente inteligencia artificial, Machine Learning, Procesamiento del lenguaje natural, Reconocimiento óptico de caracteres y Aprendizaje profundo unidos.

En la práctica, esto significa Konfuzio ayuda a las empresas a transferir de forma eficiente y precisa los volúmenes de datos existentes de aplicaciones, recursos y procesos a la (nueva) nube. La IA permite automatizar (parcialmente) estos procesos y reducir así el esfuerzo y la susceptibilidad a los errores que conlleva la migración a la nube.

Una vez completada la migración a la nube, puede utilizar Konfuzio para analizar y evaluar automáticamente los datos que ahora están en la nube y tomar decisiones empresariales sólidas basadas en datos. Esto le permite utilizar sus recursos de forma eficiente.

¿Le gustaría saber cómo puede automatizar y mejorar la gestión de sus datos con la IA de Konfuzio? Entonces hable con uno de nuestros expertos ahora, sin compromiso, y descubra cómo puede optimizar el potencial de sus datos, y así seguir siendo competitivo.

    Sobre mí

    Más artículos interesantes

    Tratamiento automatizado de datos

    Calidad KI mediante DIN SPEC 92001-2

    La norma DIN 92001 define un metamodelo de calidad a lo largo del ciclo de vida de la IA e identifica el rendimiento, la estabilidad, la funcionalidad y la trazabilidad de...

    Leer el artículo
    comprensión del documento donut

    Donut Deep Dive - Comprensión de documentos

    Donut, que fue presentado por Kim et al. (2021) en su artículo "OCR-free Document Understanding Transformer (Donut)", es un...

    Leer el artículo

    Prompts for AI - definición y ejemplos para ChatGPT & Midjourney

    Modelos de IA como ChatGPT y Midjourney han cambiado decisivamente la generación de ideas y contenidos. Aunque ya existían modelos de IA antes...

    Leer el artículo
    Flecha arriba