De la nube a las instalaciones de la empresa: ¿Serán las instalaciones de la empresa la tendencia en 2024?

Alrededor del año 2000 llegó el gran movimiento: las empresas trasladaron numerosos componentes de su software y entorno informático a la nube. Veinte años después, muchas quieren volver atrás. En la actualidad, cada vez más empresas están volviendo a llevar su infraestructura de TI a sus propias cuatro paredes:

David Heinemeier Hansson, creador del lenguaje de programación Ruby on Rails, relata con detalle cómo su empresa Basecamp pasó de la nube a on-prem. En los seis meses transcurridos entre el 19 de octubre de 2022 y el 23 de junio de 2023 Basecamp abandonó la infraestructura en la nube y ha ahorrado millones. Puede escuchar el podcast adjunto, que define el inicio del cambio on premise, aquí:

¿Es usted el conductor o el pasajero?

Las soluciones in situ y SaaS pueden compararse a tener un coche en propiedad frente a utilizar un servicio de conducción.

Las soluciones in situ son como tener un coche de lujo. Usted tiene el control total y puede personalizar su vehículo como desee, pero hay costes de compra y de mantenimiento continuo. Usted tiene toda la responsabilidad del mantenimiento regular: cambios de aceite, neumáticos, seguros y demás. Y si algo va mal, eres tú quien tiene que arreglarlo. Los costes de funcionamiento son altos, pero el coche es todo tuyo y puedes conducirlo cuando y como quieras.

SaaS, en cambio, es como utilizar un servicio de conducción. No hay una gran inversión inicial ni hay que preocuparse por el mantenimiento. Pagas una tarifa determinada por el servicio de transporte en función del uso, y puedes pedir que te lleven en cualquier momento. Si el coche se avería, es el servicio de transporte el que se encarga de ello, no usted. Si conduces poco, es una solución rentable. Sacrificas algo de control, pero ganas flexibilidad y minimizas gastos.

¿O tal vez un poco de ambas?". En el dinámico panorama actual de las TI, muchas empresas están adoptando una especie de posición intermedia al mantener sólo ciertos elementos en la nube. Este enfoque se denomina infraestructura híbrida multicloud y es una mezcla de subirse a su propio coche (on-premise) y utilizar un servicio de conducción (nube).

Pero, ¿por qué optan las empresas por este aparente retroceso en una época de rápidos avances tecnológicos? ¿Tiene siquiera sentido hoy en día utilizar un vehículo propio (on-premise)?

En este artículo, cubrimos todas las ventajas e inconvenientes de una solución local y mostramos dónde están las principales diferencias con respecto a la computación en nube (el servicio de conducción). Al igual que a veces utilizas tu propio coche para tus desplazamientos diarios pero recurres a un servicio de conducción para ocasiones especiales o viajes a zonas desconocidas, la elección entre on-premise y en la nube puede depender de tus necesidades y circunstancias específicas.

definición in situ

Definición in situ

On Premise, también denominada solución in situ o solución interna, es un software o infraestructura informática que se despliega y opera localmente en los servidores y sistemas de una empresa. Con las soluciones in situ, las empresas tienen un control físico completo sobre sus servidores, bases de datos y aplicaciones, lo que les proporciona un alto grado de control y flexibilidad sobre su infraestructura informática. Pueden adaptar las soluciones a sus necesidades específicas, por ejemplo integrando software adicional.

El mainframe local de una solución in situ ha evolucionado considerablemente en los últimos 40 años. Si bien entonces el rendimiento y la flexibilidad eran muy limitados, las nuevas tecnologías han hecho que las soluciones in situ sean mucho más eficaces a lo largo de los años.

Ahora las empresas pueden utilizar la virtualización para ejecutar varios sistemas operativos y aplicaciones en un único servidor físico.

Así se ahorran costes, espacio y energía y se aprovechan mejor los recursos.

Además, la tecnología de redes ha evolucionado mucho. Ahora las empresas pueden construir potentes redes locales y acceder de forma segura a ubicaciones remotas a través de VPN (redes privadas virtuales). Esto facilita la colaboración y el intercambio de datos entre las distintas sedes de la empresa.

alternativa in situ

Alternativa in situ: computación en nube

La computación en nube es una tecnología que permite a las empresas acceder en línea a recursos virtuales como aplicaciones, potencia de cálculo y almacenamiento, sin necesidad de hardware físico in situ.

Existen diferentes tipos de servicios en la nube. Entre ellos se incluyen Infraestructura como servicio (IaaS), Plataforma como servicio (PaaS) y Software como servicio (SaaS). IaaS ofrece a las empresas la posibilidad de almacenar su infraestructura física en la nube. PaaS permite alojar aplicaciones y entornos de desarrollo en la nube. SaaS es una plataforma de software a la carta que se entrega a través de Internet. El software es alojado y mantenido por un proveedor. Esto permite a los usuarios suscribirse y acceder a estas aplicaciones en lugar de instalarlas y gestionarlas localmente. Desde su lanzamiento, el SaaS ha experimentado un auténtico boom que no ha remitido hasta nuestros días. Así, el volumen de negocio generado en todo el mundo por el SaaS ha aumentado se ha multiplicado por veinte desde 2010.

Computación in situ frente a computación en nube: comparación directa

A la vista de las posibilidades actuales de On Premise, surge la pregunta de si la externalización integral de software e infraestructura de TI sigue teniendo sentido hoy en día. ¿Es ahora la computación en nube -especialmente en el área de SaaS- más bien una opción, pero ya no la única vía posible? Para ayudarle a decidir con su empresa sobre la infraestructura informática adecuada decidamostramos una visión detallada de las diferencias entre on-premise y cloud:

Aplicación y acceso

El software in situ se instala directamente en el hardware de la empresa. Para ello se necesita personal formado. Una vez dominado este proceso, a su empresa le esperan ventajas decisivas: El acceso a los datos está fuertemente protegido. Tiene control directo sobre la aplicación in situ y puede configurarla según sus necesidades. 

En cambio Soluciones de computación en nube funcionan como SaaS en servidores propios o alquilados. Por tanto, no tiene que ocuparse de la instalación y la configuración. Sin embargo, esto también significa: No puede configurar la aplicación según los requisitos individuales de su empresa. Pero: una nube ofrece la ventaja de que puede reaccionar rápidamente a los cambios en el entorno empresarial. Esto hace que una solución en línea sea más dinámica y escalable. Al menos así ha sido durante muchos años. Si esto sigue siendo cierto hoy en día es cuestionable.

Mientras tanto, las empresas pueden combinar de forma flexible las instalaciones y la nube.

Aquí, la propia infraestructura informática de la empresa actúa como "batería" para el rendimiento básico de la empresa, mientras que pueden añadirse fuentes externas en forma de servicios en la nube para cubrir los picos de carga.

Costes y planificación financiera

Para una solución in situ, las empresas deben planificar cuidadosamente los costes que implica. Esto se debe a que, dependiendo de la aplicación, puede resultar cara. Se incurre en gastos de hardware y software, implantación, formación del personal informático y mantenimiento, por ejemplo. Las soluciones en la nube no tienen costes fijos. Normalmente sólo cobran una cuota mensual o anual por su uso. Sin embargo, a largo plazo y con un escalado rápido, los costes de los servicios en la nube también pueden dispararse.

Mantenimiento y asistencia

Las empresas deben asegurarse de que disponen de recursos informáticos suficientes para el mantenimiento y la asistencia de las soluciones locales. Por ejemplo, el departamento de TI debe actualizar periódicamente el hardware y determinados programas informáticos mediante actualizaciones y parches de seguridad. Si surgen problemas en los departamentos, los recursos informáticos deben estar disponibles para resolverlos rápidamente. Para ello puede ser necesario formar primero a los empleados. Estas tareas ya no son necesarias con las soluciones en la nube. Todas las actualizaciones y parches proceden del proveedor de la aplicación y, por tanto, la mantienen siempre actualizada y segura.

Escalabilidad

Durante muchos años, el software basado en la nube permitió una adaptación más rápida y sencilla a los cambios, pero hoy en día esto también puede hacerse a menudo mediante un híbrido de nube on premise, que combina la TI propia de la empresa con aplicaciones en la nube. Por lo tanto, ambos tipos de sistemas -on premise y en la nube- son igualmente escalables. Sólo las empresas que dependen exclusivamente de una infraestructura local aislada son menos flexibles. Necesitan más recursos y presupuesto para escalar con éxito. Los equipos de TI tienen que proporcionar y mantener ellos mismos el hardware, el software y la infraestructura necesarios para cumplir los requisitos.

Seguridad y conformidad

Las soluciones in situ están fuertemente protegidas por su presencia física y ofrecen un control total sobre la protección de datos. Esto también ayuda a cumplir los requisitos de conformidad.

Para mantener este alto nivel de protección de datos, las empresas pueden comprobar periódicamente si la solución in situ presenta vulnerabilidades de seguridad.

En una solución en la nube, sin embargo, los datos se almacenan en un centro de datos externo. Las empresas no tienen posibilidad de influir en la seguridad de los datos. En determinadas circunstancias, esto puede repercutir negativamente en la protección de datos y el cumplimiento de la normativa.

Copia de seguridad y recuperación

Las copias de seguridad y la recuperación son esenciales para garantizar la continuidad de las operaciones empresariales. Con el alojamiento in situ, las empresas deciden por sí mismas cómo y con qué frecuencia quieren hacer copias de seguridad de sus datos. No tienen esta opción con una solución en la nube. Al hacerlo, confían en que el proveedor realice las copias de seguridad de forma fiable. Sin embargo, los servicios en la nube suelen tener una copia de seguridad adicional en otra ubicación física. Esto evita posibles pérdidas de datos involuntarias y aumenta la seguridad de la información almacenada.

Funcionalidad y análisis

Una infraestructura on premise ofrece a las empresas más opciones de personalización individual. En la práctica, esto significa: como empresario, puede adaptar plenamente las funcionalidades y los análisis a los requisitos y necesidades de su empresa. También puede personalizar las herramientas de elaboración de informes.

Sin embargo, puede resultar complicado recopilar y analizar datos de distintas fuentes. Esto suele ser más fácil con una solución en la nube. Esto también se aplica a la configuración básica de las funciones. Esto ahorra mucho tiempo, sobre todo al poner en marcha la aplicación. Pero: las funciones disponibles en la nube solo pueden personalizarse hasta cierto punto. 

casos de uso in situ

3 casos de uso in situ

Los 3 ejemplos siguientes muestran cuándo una solución in situ tiene especial sentido:

1. elevados requisitos de protección de datos

En algunos sectores, como la sanidad o la administración pública, la protección de datos sensibles es una prioridad absoluta. Por ello, los datos deben permanecer dentro de su propia infraestructura. Esto permite un control más estricto del acceso, el cifrado y las medidas de seguridad.

2. requisitos de baja latencia

En algunas aplicaciones que requieren procesamiento en tiempo real o tiempos de respuesta rápidos, una solución local puede ser beneficiosa. Procesar los datos localmente elimina la necesidad de enviarlos por internet a una infraestructura en la nube y minimiza el retraso causado por la latencia de la red.

3. estrictos requisitos de cumplimiento

Determinados sectores y regiones tienen requisitos de cumplimiento específicos que limitan el uso de soluciones en la nube. Por ejemplo, los bancos y las instituciones financieras a menudo tienen que cumplir normativas estrictas que limitan el acceso a datos sensibles. En estos casos, una solución local puede ofrecer a las empresas más control sobre el cumplimiento de estas normativas.

3 Casos de uso de la computación en nube

En estos 3 ejemplos prácticos, una solución en la nube tiene especial sentido:

1. escalabilidad y flexibilidad

Los servicios en nube permiten ampliar los recursos de forma rápida y sencilla según las necesidades. Por ejemplo, si una empresa ejecuta una aplicación que experimenta una gran demanda en horas punta, la nube puede proporcionar automáticamente la potencia informática necesaria. Esto permite un uso eficiente de los recursos y evita sobrecargas. En comparación, una solución local requiere la compra y el mantenimiento de hardware adicional para hacer frente a tales demandas. Sin embargo, esto no es aplicable a las soluciones de nube híbrida in situ. Son igual de flexibles que las aplicaciones de nube pura.

2. distribución geográfica y accesibilidad

Las soluciones en la nube permiten a las empresas desplegar datos y aplicaciones en múltiples ubicaciones y facilitan el acceso a usuarios de todo el mundo. Esto es especialmente beneficioso cuando una empresa tiene varias sucursales o equipos remotos. Los datos están centralizados y se puede acceder a ellos desde cualquier lugar. Sin embargo, con una solución local, las empresas tendrían que crear y mantener varias infraestructuras locales para lograr la misma accesibilidad.

3. copia de seguridad de los datos y recuperación en caso de catástrofe

Las soluciones en la nube ofrecen una forma eficaz de realizar copias de seguridad y recuperación en caso de catástrofe. Al almacenar los datos en la nube, se realizan copias de seguridad adicionales en una ubicación externa, lo que garantiza la protección contra la pérdida de datos debida a fallos del hardware, errores humanos o desastres naturales. En caso de fallo o corrupción de los datos, las empresas pueden recuperar rápidamente sus sistemas accediendo a los datos de los que se ha hecho copia de seguridad en la nube. En comparación, una solución local requiere el uso de hardware adicional y una configuración manual para la copia de seguridad de los datos y la recuperación en caso de catástrofe.

On Premise vs Cloud Computing: Recomendación práctica

El alojamiento in situ es una buena opción para las empresas que necesitan un control total sobre sus datos y su infraestructura informática. Porque: todos los datos se encuentran dentro de sus propias cuatro paredes. No se necesitan proveedores de servicios externos ni servidores alquilados. De este modo, los datos gozan de un alto nivel de seguridad. Por tanto, una solución on premise suele tener sentido para organizaciones que tienen requisitos de seguridad especiales, cumplen requisitos de conformidad muy estrictos o necesitan almacenar ciertos datos localmente.

Además, una infraestructura on-premise también tiene sentido cuando las empresas necesitan ajustar fuertemente las aplicaciones, la potencia de cálculo y el almacenamiento a sus propias necesidades individuales, más de lo que permiten las soluciones en la nube. Sin embargo, el requisito previo es que la empresa disponga de recursos informáticos y presupuesto suficientes para instalar y poner en marcha las aplicaciones.

Las pequeñas empresas rara vez pueden hacer frente a la carga de trabajo de mantenimiento y asistencia, así como al desembolso económico que supone la instalación y puesta en marcha de una aplicación in situ. Por eso deben optar por una aplicación en la nube. 

On Premise Nube Híbrida como posible solución

Las empresas no tienen por qué decidirse exclusivamente por una variante: en las instalaciones o en la nube. También pueden utilizar un híbrido de ambas variantes. La variante conocida como on premise cloud hybrid describe un entorno mixto de computación, almacenamiento y servicios compuesto por una infraestructura local, servicios de nube privada y una nube pública como Microsoft Azure o Amazon Web Services. Permite una interacción armoniosa de las distintas plataformas.

Infraestructura híbrida multicloud

Una infraestructura híbrida multicloud es un enfoque moderno de la estrategia de TI en el que las empresas utilizan recursos de infraestructuras locales (es decir, infraestructuras alojadas en los propios servidores físicos de la empresa) y múltiples servicios en la nube simultáneamente. "Híbrido" se refiere a la combinación de recursos locales y en la nube, mientras que "multicloud" significa utilizar servicios de varios proveedores en la nube.

En un entorno híbrido multicloud, por ejemplo, ciertas aplicaciones y datos podrían alojarse en servidores privados en el propio centro de datos de la empresa (on-premise), mientras que otras aplicaciones y datos podrían alojarse en plataformas de nube pública como Amazon Web Services (AWS), Google Cloud Platform (GCP) o Microsoft Azure. El resultado es un entorno informático flexible y ágil que aprovecha las ventajas de las instalaciones locales y la nube, al tiempo que minimiza los riesgos.

Por ejemplo, una empresa podría alojar sus aplicaciones de misión crítica y datos sensibles en sus propios servidores, en lugar de en servidores externos, para garantizar un control y una seguridad plenos, al tiempo que externaliza a la nube aplicaciones menos críticas y cargas de trabajo con un uso intensivo de datos para optimizar la escalabilidad y la rentabilidad. Al mismo tiempo, el uso de varios proveedores de nube permite una mayor flexibilidad y evita la dependencia de un proveedor.

Sin embargo, la implementación de una estrategia híbrida multicloud requiere una planificación y gestión cuidadosas para garantizar que todos los elementos del entorno informático funcionen juntos a la perfección y que los datos puedan transferirse entre las distintas plataformas de forma segura y eficiente.

La nube de IA como posible solución

Para optimizar los procesos y utilizar los datos de forma eficaz, las empresas pueden confiar en un Nube de IA set. Konfuzio ofrece una solución personalizada y potente para una soberanía de datos sostenible en una infraestructura híbrida de múltiples nubes. La plataforma permite a las empresas utilizar la tecnología en la nube manteniendo el control sobre sus datos. La utilización eficiente de los datos es un elemento esencial de Konfuzio. El proveedor proporciona sólidas herramientas de gestión de datos para analizar rápidamente grandes cantidades de datos. La obtención de información relevante a partir de los datos ayuda a las empresas a tomar decisiones empresariales con conocimiento de causa y a mejorar el servicio al cliente.

Acerca de Konfuzio

"Despliegue en cualquier lugar, ejecute en todas partes". Este es el principio en el que se basa nuestro compromiso con las soluciones de IA flexibles para las necesidades empresariales. Con Konfuzio, proporcionamos un entorno sólido para crear, ejecutar y supervisar la IA. Esto garantiza que nuestros clientes puedan trabajar en los entornos que mejor se adapten a sus necesidades específicas.

Despliegue a su medida

En Konfuzio creemos firmemente en "Tu infraestructura, tus reglas". Por eso nuestra documentación, disponible en Guía Konfuzio On-Premisepasos detallados para ejecutar su solución de IA en su propio entorno.

El entorno SaaS facilita el acceso antes de la instalación on-prem

Sin embargo, también entendemos que no todas las empresas están equipadas con la infraestructura necesaria, quieren probar Konfuzio antes de la instalación in situ o, por ejemplo, no desean gestionar Konfuzio en su propia infraestructura.

Para estos clientes, ofrecemos alojamiento como software como servicio (SaaS). "Freedom to Deploy, Power to Scale" es lo que prometemos: nos aseguramos de que nuestras soluciones sean lo suficientemente flexibles como para adaptarse a sus necesidades cambiantes. Esto significa que también es posible en cualquier momento un traslado posterior de la nube SaaS a la infraestructura local.

"Dé rienda suelta a la flexibilidad con un despliegue en cualquier lugar": tanto si elige un despliegue local como si opta por nuestro alojamiento SaaS, Konfuzio está aquí para respaldar sus ambiciones de IA y romper fronteras. Recuerde, con Konfuzio usted elige "Desplegar en cualquier entorno, prosperar en todos los entornos". Nuestro objetivo es hacer que su viaje por la IA sea lo más fluido y exitoso posible, para que pueda centrarse en lo que mejor sabe hacer: Dirigir su negocio.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es una solución in situ?

Una solución On Premise es una solución de software que se instala y opera localmente en los servidores de una empresa. Ofrece pleno control y acceso a los datos y las aplicaciones. Sin embargo, requiere su propio hardware, mantenimiento y actualizaciones. El alojamiento in situ se utiliza en contraste con las soluciones basadas en la nube para mantener la soberanía y la seguridad de los datos.

¿Qué es una solución en la nube?

Una solución en la nube es una tecnología basada en Internet en la que los recursos y las aplicaciones se proporcionan virtualmente. Los servicios en nube se pueden encontrar en estas tres formas: Infraestructura como servicio (IaaS) proporciona acceso a infraestructura virtual. Plataforma como servicio (PaaS) proporciona una plataforma para el desarrollo y ejecución de aplicaciones. Software-as-a-Service (SaaS) proporciona aplicaciones de software listas para usar a través de Internet.

Computación in situ frente a computación en nube: ¿qué deben elegir las empresas?

La elección entre una solución in situ o en la nube depende de varios factores. Las empresas deben tener en cuenta los requisitos de seguridad, escalabilidad y flexibilidad. Una solución híbrida que combine los recursos locales con la nube puede ser una opción eficaz para aprovechar ambos enfoques y crear soluciones personalizadas. Alternativamente, una nube de IA puede reunir las ventajas de una solución en línea con la seguridad de los datos de las instalaciones.

"
"
Avatar de Jan Schäfer

Últimos artículos